GUATEMALA – Mujeres MAM

(por Gemma)

Maiz 3Llego por tierra a Guatemala. Cruzo la frontera y el paisaje cambia. Todo es más verde. Ciudad de Guatemala la veo de paso, mi destino final es Quetzaltenango donde está Cedepem y los proyectos que estamos ejecutando. 

Guatemala, igual que la mayoría de países de América Latina, esta constituido por un Estado centralista, excluyente y patriarcal, expresado en condiciones económico, social, política y cultural en un contexto de diversidad cultural manifiesta en su carácter multilingüe, pluriétnico y multicultural. Guatemala está conformada por cuatro pueblos, Maya, Ladino, Xinka y Garífuna. Cuenta con una población aproximada de 11 millones de habitantes, de los cuales, cerca del 70% lo constituyen pueblos indígenas. Los resultados del informe de Desarrollo Humano, publicado por Naciones Unidas en el año 2,006, indican que del total de población femenina el 59% habitan en áreas rurales y el 48% es indígena.  El 70% de la población guatemalteca se encuentra por debajo de la línea de pobreza, situación que afecta fundamentalmente a la mujer: marcándose esta ultima con más fuerza en las mujeres mayas, lo que no permite su incorporación activa y plena al proceso de desarrollo del país.

 Cedepem con el apoyo de Treball Solidari ejecutó un proyecto que tenía el objetivo de impulsar la autosostenibilidad económica de las mujeres indígenas MAM. Se formó a un grupo de mujeres en 3 técnicas distintas: procesamiento de carne, bordados y corte y confección. Recibieron formación de gestión para llevar una microempresa y una vez superado el curso se les dio equipamiento y un microcrédito para que ellas pudieran montar su microempresa. Los compañeros de Cedepem les acompañan para asesorarles en cualquier problema que tengan en la gestión de su pequeño negocio.

He conocido algunas de las mujeres de las microempresas. Así son ellas y sus empresas:

ChorizoEmpresa “embutidos Castillo”, son tres propietarias. Los martes y los viernes producen los embutidos para venderlos entre los vecinos y el mercado local.

 

 

RosyRosy, 24 años. 4 hijos. Al principio le costó aprender a utilizar la máquina pero después fue de las más avanzadas. Hace manteles por encargo. Con el curso no sólo aprendió a utilizar la máquina sino también a darse cuenta de que era capaz de hacer muchas cosas y fortalecerse como mujer y persona.

 Otra línea de actuación del proyecto ha sido formar a las mujeres para que aprendan habilidades y conocimientos y puedan participar en los espacios públicos de las municipalidades y expresar de esta manera sus necesidades y sus peticiones.

 En los relatos de Jero podréis conocer con más detalle el trabajo de Cedepem.

 Fins aviat. Gemma.

 

~ por descubrecentroamerica en 1 septiembre 2009.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: